Archivo de la categoría'Ordenanzas Municipales'


Vecinos de Guaymallén reclaman por instalaciones inadecuadas

publicado poradmin1, 2013

La instalación de una fábrica de verduras causa malestar entre los vecinos de la calle Bandera de los Andes en Guaymallén quienes tienen que vivir constantemente con ruidos molestos, basura estancada y robos en la zona.

Ruidos molestos, olores nauseabundos y sobre todo inseguridad es la situación que está atravesando Jorge Gómez, un vecino de Guaymallén, quien convive hace más de dos años con Servicios Públicos de un lado y con una Industria Empacadora de Frutas y Verduras del otro.

La situación fue denunciada hace dos años, cuando el hombre se enteró que al lado de su vivienda iban a construir la empacadora, lo cual no está permitido debido a que la zona es considerada patrimonial, por encontrarse ahí “La Capilla Del Rosario” y además por ser una zona muy transitada.

Cuando me enteré que iban a construir esta industria, elevé un petitorio para pedir que no se procediera ya que no es una zona para este tipo de instalaciones. Sin embargo se hizo igual, y ya no puedo estar tranquilo porque los ruidos son una constante”, afirmó Gómez a MDZ.

Además la circulación de camiones debido a estas instalaciones es constante y esto ha incrementado notablemente los accidentes de tránsito.

Sin embargo, no es ese el único problema, ya que Gómez ha sido víctima de un robo por parte de los trabajadores del lugar.

“El año pasado entraron a robar a mi casa haciendo un hueco en el techo y se que fueron los empleados municipales porque días anteriores los había encontrado vigilando y en la inmediaciones de mi vivienda” contó Gomez.

Esta situación, sin embargo no es nueva ya que años atrás a una cuadras de dicho lugar funcionaba un criadero de aves, lo cual hacia insoportable la vida de los vecinos de lugar. Otro caso fue el de los Aserraderos Montecuyo y Forestal, los cuales también producían malestar entre los habitantes del departamento. Ambos lugares fueron clausurados por órden municipal.

Sin embargo, la situación actual de Gómez no encuentra solución ya que afirma que el intendente de Guaymallén está al tanto de la situación y no hace nada.

“Yo ya no sé qué hacer, el olor que llega a mi casa es insoportable, aparte tampoco puedo ya vivir con los ruidos constantes de las máquinas, mi vida realmente ya es insostenible en estas condiciones y nadie me ha dado solucion. El intendente está al tanto porque yo he hecho las denuncias correspondientes y todo está documentado”, declaró enojado el hombre.

Por último, afirmó que espera que le den solución urgente a esta situación, porque ya no puede vivir más en esas condiciones.

“El municipio nos tiene que brindar seguridad a los vecinos, sin embargo tenemos todo lo contrario, yo he tenido que modificar mis horarios porque ya no puedo dejar la casa sola ya que los trabajadores del lugar me están vigilando constantemente. Necesito una solución”, concluyo indignado Gómez.

Fuente: www.mdzol.com
Link: Ver Nota


Ruidos molestos superlativos

publicado poradmin31, 2013

Señor director:

Coincido con el señor de apellido Quiroga, quien relató el drama que se vive en la zona de la Costanera con los ruidos molestos. El sábado a la noche, en la manzana de calle República del Líbano, entre República del Líbano y Celia Torrá, más precisamente sobre la peatonal del barrio conocido como Cancha de la Liga, una familia estuvo toda la santa noche con la música “a todo trapo”, sin importarles que sus vecinos deben descansar.

Alrededor de las 5 de la mañana cesó el martirio, pero los que trabajamos incluso los domingos, nos levantamos sin dormir. Los que estaban de fiesta, durmieron todo el día. Me pregunto, ¿Quién le pone el cascabel al gato en cuento a ruidos molestos? Vale decir, ¿a quién hay que recurrir por este tema? Pues nadie se hace responsable. ¿Qué hay que hace, ir a pedir amablemente que bajen la música corriendo riesgos de recibir un golpe? ¿Denunciar a la policía, a la guardia urbana?

Las autoridades tienen que dictar normas fuertes y hacer que se cumplan, porque viene el verano y con el calor las cosas se ponen peor.

Fuente: www.lacalle-online.com
Link: Ver Nota


Ruidos molestos y algo más

publicado poradmin30, 2013

Con lo que voy a relatar sólo pretendo demostrar el nivel de desprecio y soberbia a que nos vemos sometidas algunas personas por diversos motivos y situaciones insólitas.

Vivo en un departamento de un dormitorio en el Consorcio Independencia X, de calle San Martín y Montevideo de Ciudad- Mendoza. Este departamento justamente colinda con el Banco Santander Río (baño y dormitorio), con lo que la cabecera de mi cama no tiene otra ubicación posible que la pared que nos separa; pared que ni el Banco ni yo podemos tocar, modificar, ni romper.

En el año 1997, haciendo trabajos sobre esta pared, comenzaron a golpearla con tal intensidad que aparecieron fisuras en el yeso, a la altura de la mesa de luz, por lo que avisé a los arquitectos de la empresa constructora que, de continuar el ritmo que llevaban, iban a romperla.

Sin embargo, ni ellos, ni el gerente del banco con el que hablé, ni el director técnico de la obra hicieron caso a mi advertencia; ni a la Municipalidad que les ordenó, al constatar los daños, repararlos en el plazo de tres días.

Hasta que un día llegué a mi casa y me encontré con un agujero de 0.40 x 0.50 cms. con comunicación franca con el Banco, hasta tal punto que veíamos a los obreros trabajando por el mismo.

Hasta la fecha llevo ya meses de insoportables ruidos, dos veces quise hablar con el gerente y se negó a recibirme.

El Banco, en estos meses, se adueña de mi vida y costumbres. Los ruidos que superaban holgadamente los decibeles tolerables, sigue haciéndolos a su entero arbitrio. Cualquier actividad, con esos ruidos insoportables, no se puede realizar.

No hablo sólo de dormir, ya que han llegado a golpear hasta la una o dos de la madrugada; ni hablar de dormir siesta, ver televisión, leer, escuchar música, hablar por teléfono, escribir, pensar o hablar con quien viene a mi casa.

Tratando de que esto terminara, hice la denuncia a la Fiscalía de la Comisaría 3°, posteriormente a la comisaría 3era, dos veces a la Municipalidad, que en última instancia propuso una reunión conciliatoria a la que concurrí con mi apoderado, pero el Banco, debidamente notificado, ni fue ni avisó de su ausencia.

Hablé entonces por teléfono a la casa central del Banco en Buenos Aires; me comunicaron con la sección de mantenimiento, donde me dijeron que iban a ocuparse del tema, pero no lo hicieron. Sin embargo, se mostraron sorprendidos cuando les pregunté si ellos en Buenos Aires pondrían baños químicos en la vereda de su edificio. Acá teníamos uno en la entrada del público (ochava) y otro próximo a la entrada de los departamentos (pleno centro de Mendoza).

Con esta situación se han violado, además de los principios básicos de convivencia, respeto y educación, la ley 13.512 y sus art. Nros. 6, 7 y 15, que incrementan multas y penas en caso de ser reincidente el que produce el problema, lo cual lo tengo totalmente probado desde la primera vez que sufro esta situación; pruebas que omití en esta carta en mérito al espacio.

Estoy cerca de los 80 años, mi salud comprometida por la edad se ha deteriorado, lo cual también consta en antecedentes médicos.

Sergio Denegri – LC 6.862.539
Fuente: www.losandes.com.ar
Link: Ver Nota