Archivo de la categoría'La Ley 1450/04'


En una noche se secuestraron 14 motos

publicado poradmin13, 2014

El director de Tránsito y Controles Urbanos de Eduardo Castex, Oscar Araya, anunció que se incrementarán los controles vehiculares en la zona urbana, para mantener una línea de trabajo “uniforme” con las estrategias acordadas con la reactivación del Consejo Provincial de Tránsito. Los inspectores municipales, durante la noche del viernes, secuestraron 14 motocicletas porque los conductores circulaban sin documentación y con escapes libres provocando ruidos molestos. “El viernes realizamos un operativo (de tránsito en la zona urbana donde), se hizo hincapié en la documentación (de los conductores), escapes libres y documentación de las motocicletas, porque ya hicimos prolongados trabajos de concientización y algunos no quieren cumplir con las leyes y ahora las motos están retenidas”, explicó Araya.

El funcionario se manifestó conforme con algunos aspectos del tránsito en las calles castenses. “La problemática nuestra es distinta a Santa Rosa, General Pico y Toay. Somos ejemplo en La Pampa en la utilización del casco”, señaló.

“Acá se implementó el uso del protector -en anteriores gestiones- y nosotros lo profundizamos porque salva vidas en los accidentes de tránsito. Y los ruidos y velocidades los vamos trabajando con los operativos preventivos que realizamos periódicamente”, destacó Araya.
El entrevistado anticipó que concurrirá a General Pico para observar el funcionamiento del sistema de “fotomultas”, porque no se descarta incorporarlas en esta localidad. “Analizaremos el funcionamiento para ver si lo instrumentamos en Eduardo Castex, porque el tema de pasar los semáforos en rojo es un problema cultural y este sistema puede frenar a los infractores”, sostuvo Araya.
Además, las autoridades municipales cambiarán las lámparas de los semáforos, e instalarán luces Led porque “es real que actualmente -en determinados horarios- no se observan con facilidad”.

“Situación compleja”.
El funcionario comunal participó en las reuniones de relanzamiento del Consejo Provincial de Tránsito, y admitió que actualmente en La Pampa “tenemos una situación compleja porque hay que bajar el nivel de accidentología”.
“Tenemos un compromiso para organizarnos en los pueblos con una logística adecuada a las pautas del Consejo Provincial, para organizar el tránsito urbano y también en las rutas pampeanas”, dijo Araya. “Hay que hacer -continuó- un trabajo en conjunto para abordar la problemática que tenemos a nivel provincial y municipal, porque las principales muertes son en accidentes viales”.

El entrevistado admitió que la mayor cantidad de siniestros también se producen por “falta de obras viales” en las rutas. Admitió que actualmente hay arterias con falta de trabajo porque presentan “banquinas profundas o están sin ellas”, y “la mayor cantidad de accidentes y muertes se producen en vuelcos”.
Además, destacó que “los altos eucaliptos en los ingresos de las ciudades más pobladas, donde los automovilistas recorren kilómetros con esas enormes plantas en los laterales del pavimento, son una serie amenaza de posibles accidentes fatales”.

Fuente: www.laarena.com.ar
Link: Ver Nota


Código Contravencional: trapitos y ruidos molestos

publicado poradmin20, 2013

Por tercera vez el Gobierno porteño mandó a la Legislatura un proyecto para cambiar el Código Contravencional. Quiere un trámite exprés, pero hasta ahora nunca logró consenso para aprobarlo.

Una vez más, el Gobierno porteño quiere prohibir a los cuidacoches y a los limpiavidrios, e impedir que los motociclistas circulen con acompañante en el microcentro. También agilizar los procesos para recuperar inmuebles usurpados y lograr que los ruidos molestos dejen de ser una contravención para ser una falta, lo que implicaría procedimientos más sencillos para sancionarlos. Para todo esto, acaba de enviar un proyecto a la Legislatura para modificar los códigos Contravencional, de Faltas y Procesal Penal y la Ley de Procedimiento Contravencional. La iniciativa podría tratarse antes de fin de año.

Esta es la tercera vez que la gestión macrista presenta un proyecto para prohibir a los trapitos y a los limpiavidrios, pero nunca logró consenso para aprobarlo. Esta vez insiste en un fin de año de recambio legislativo y en que se renuevan cargos operativos dentro del cuerpo. Y se espera un fuerte debate.

La Justicia contravencional recibe 250 denuncias por mes por abusos de cuidacoches. En los últimos días, el asesinato de uno en una pelea frente al Zoo reavivó la polémica. El Código Contravencional sanciona con penas de uno a dos días de trabajo de utilidad pública o multas de $ 200 a $ 400 a los que exigen una retribución a cambio de estacionar o cuidar coches. Pero el macrismo quiere que se sancione al que “ofrece o ejecuta” estas acciones “sin permiso de la autoridad competente”, exija o no retribución. También va contra los que hacen “ademanes” para guiar el estacionamiento y los que reservan lugares. Además, busca castigar a los trapitos con de uno a 5 días de arresto o multas de $ 200 a $ 2.000. La pena se duplica si hay organización previa y se triplica para los organizadores.

Las mismas sanciones recibirían los limpiavidrios, acusados con frecuencia de cometer arrebatos en zonas como la avenida 9 de Julio. Su actividad no está prohibida, a menos que incurran en amenazas, daños, extorsión o robo. Todos delitos difíciles de probar, porque hay que sorprenderlos in fraganti. El Ejecutivo quiere que la actividad misma sea una contravención.

El macrismo también insiste con su proyecto para prohibir que los motociclistas circulen con acompañante en el microcentro, los días hábiles de 10 a 16. Así busca prevenir salideras bancarias. Las multas irían entre $ 1.000 y $ 4.000. Además de cambiar el Código Contravencional, modificarían el de Tránsito, para delimitar el área de la prohibición entre Córdoba, Carlos Pellegrini, Leandro N. Alem y Rivadavia, excepto las avenidas Corrientes y Roque Saénz Peña y las arterias perimetrales.

“Vamos a insistir con estos proyectos –sostuvo el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta–. La gente está harta de que la amenacen en la calle. Como siempre, para aquellos que tengan una verdadera necesidad social, el Gobierno tiene planes para contemplarlos. Pero no podés permitir que sigan existiendo aprietes y amenazas que cada vez son más y más graves. Esperemos que ahora la oposición tome conciencia de que esto es lo que la gente le está pidiendo”.

Los piquetes también están en la mira. Hoy, el que “impide u obstaculiza” la circulación es sancionado con de uno a 5 días de trabajo de utilidad pública o multas de $ 200 a $ 1.000. El Ejecutivo quiere triplicar la pena para los manifestantes con la cara tapada o que lleven elementos intimidantes, como palos o cadenas. Aún con la ley actual, los piquetes son difíciles de controlar. El año pasado hubo 851. En la Justicia Contravencional dicen que no cuentan con colaboración policial, porque la Federal debería actuar de oficio para impedirlos y para identificar a los organizadores. Pero esto no suele suceder.

Otro cambio propuesto para el Código Contravencional aumenta las penas por la violación de clausura, que hoy es de $ 600 a $ 6.000 de multa o de 3 a 10 días de arresto. La idea es llevarlas a entre $ 5.000 y $ 20.000 y a entre 5 y 20 días, respectivamente. Además, los ruidos molestos dejarían de ser una contravención para ser sólo una falta. La sanción, que hoy es de 200 a 50.000 unidades fijas, se reduciría a una pena máxima de 10.000. En el Ejecutivo dicen que así será más fácil sancionar, porque en vez de un largo proceso judicial habrá un procedimiento a cargo de un controlador de faltas especiales.

También se impulsa un cambio en el Código Procesal Penal, para que ante una usurpación de inmuebles el juez deba realizar una audiencia en un plazo de 72 horas y así agilizar los tiempos de los desalojos.

Fuente: www.clarin.com
Link: Ver Nota


Los ruidos molestos concideraciones jurídicas, consecuencias médicas Homestudios y aislamiento acústico. 3ra Parte

publicado poradmin17, 2013

Acción judicial.

Si se llega a la instancia de la intervención judicial, como primera media conviene llamar al 911 al comando radioeléctrico de la policía o acudir a la comisaría cercana y solicitar que se presenten. Eso sí, hay que tener en cuenta que harán un procedimiento formal y eventual.

Por otro lado, puede denunciarse la situación ante la Justicia Contravencional y de Faltas, llamando al 0800-333-47225, o iniciando el reclamo on line a través del correo denuncias@jusbaires.gov.ar o de la web www.mpf.jusbaires.gov.ar. Cuando es por Internet, se puede adjuntar cualquier tipo de archivo de audio que de cuenta de los ruidos.

En esos casos, se espera que las Unidades de Orientación y Denuncias llamen a la persona o envíen a la policía para intimarla a que deje de ocasionar los ruidos. Otras veces, se puede dirigir al lugar un oficial de justicia para verificar el ruido. Si se avanza con la denuncia de la contravención y el emisor de ruidos no reconoce que esta cometiendo una falta, se puede recurrir a un juicio abreviado en alguna de las fiscalías de la ciudad. El proceso no debería durar más de un mes luego debe ser homologado por un juez de faltas.

¿Cómo se denuncia?

Lo ideal es tener testigos que puedan acreditar las características de los ruidos. En primer lugar, en la Ciudad de Buenos Aires, existe el Código Contravencional, o también llamado Código de Covivencia, que establece en su Artículo 72 como conducta típica en materia de ruidos molestos el “perturbar el descanso, la convivencia o la tranquilidad pública mediante ruidos que por su volumen, reiteración o persistencia, excedan la normal tolerancia”. La Ordenanza 2976/90 dispone que “ruido” es cualquier sonido que ocasione molestias y/o perjuicios a la salud, bienestar o actividades de la población. Sin dejar de mencionar que el recientemente modificado Régimen de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, Ley n° 451, establece en el punto 1.3.3 y 1.3.4 del Capítulo III denominado Ambiente, la responsabilidad del establecimiento o inmueble, inclusive del consorcio de copropietarios desde el que se produzcan ruidos u olores por encima de los niveles permitidos en el primer caso y que excedan la normal tolerancia en el segundo, fijando sanciones tales como multa, inhabilitación o clausura.

Por lo expuesto y con número de DNI, teléfono desde donde llama y domicilio para verificar la veracidad de la denuncia (Los datos se mantienen en reserva) se puede acercar al CGPC de su barrio, telefónicamente a través del 0800-999-2727, de lunes a viernes de 7.30 a 20.30 hs., Sábados, domingos y feriados de 8 a 20 hs. y por Internet.

Por otro lado, puede denunciarse la situación ante la Justicia Contravencional y de Faltas, llamando al 0800–333-47225 (0800-FISCAL), Secretaría de Atención Ciudadana (dependiente de la Fiscalía de Cámara de Apelaciones ante lo Contravencional y de Faltas), las 24 horas del día o ante la Comisaría respectiva. Otra instancia es la Mediación Comunitaria, consultando en el CGP Comunal o en el Programa de mediación Comunitaria en Lima 221 Piso 3º de Lunes a Viernes de 10:00 a 18:00 hs., Tel.: 5371- 4936

Por otro lado, si los ruidos provinieran de actividades industriales o comerciales la Autoridad de Aplicación de la Ordenanza Nº 39025/83 (Código de Prevención de la Contaminación Ambiental) es la Dirección General Control de la Calidad Ambiental (DGCCA) es que regula “la problemática de trascendencia de ruidos molestos a fincas linderas provenientes de actividades habilitadas o habilitables. La normativa establece los límites permitidos para la trascendencia de ruidos, según el horario y la zonificación que de acuerdo al Código de Planeamiento Urbano corresponda al inmueble afectado”. El reclamo o denuncia correspondiente se puede realizar llamando al 0800-999-2727, iniciando su reclamo on line o a través del CGPC de su barrio. También puede presentarse en Ortiz de Ocampo 2517 – área Mesa de Entradas Lunes a Viernes de 9 a 14 hs.

Algunas Nociones Médicas:

Los ruidos molestos pueden afectar a la salud en general, provocando hipertensión arterial, mayor incidencia de accidentes cardiovasculares, alteraciones digestivas, alteraciones hormonales, estrés, entre otros efectos negativos.

Los ruidos permitidos por nuestra legislación son los que están dentro del espectro de los 55 decibeles, entre las 6 y las 22 horas; y de 45 decibeles en el horario de las 22 a las 6.

Aislar acusticamente la sala.

Más allá de las instancias en las que intervienen mediadores o incluso la fuerza pública, hay veces que habrá que recurrir al aislamiento acústico en la propia vivienda, ya sea porque los ruidos del exterior son inevitables o porque somos nosotros mismos los emisores y queremos evitar conflictos.

En este sentido se puede recurrir a empresas, como la citada Bel Arquitectura para el sonido que realizan estos trabajos garantizando los resultados en concordancia con la legislación vigente.

Fuente: Federacion Universitaria 3
Link: Ver Nota