Archivo de la categoría'Estudio de Impacto Sonoro'


Dudas y denuncias de vecinos

publicado poradmin29, 2016

La vecina Mariana Paz y otros vecinos presentaron una queja ante el gerente de la empresa, Ricardo Jiménez, por el “accionar” de Buspack.

Advirtieron sobre “problemas edilicios” en casas colindantes al lavadero de colectivos.

Reclamaron por el “vertido de líquidos cloacales y gasoil a la vía pública (sobre Junín), ruidos molestos a toda hora y preocupación por incendios reiterados en las unidades del predio poniendo en riesgo a la comunidad”.

La mujer también se presentó ante la Defensoría del Pueblo para obtener un acuerdo resarcitorio para arreglar su casa. Finalmente, dijo que la firma no brindó una respuesta.

Para Oscar, otro vecino, existen dos “problemas”: la supuesta contaminación ambiental y sonora, que adjudica a la firma.

El hombre coincide con Paz en que la empresa “ha blanqueado un poquito los desagües”, pero ilustró lo que considera que es la situación de la zona: “No se sabe cómo es el olor a lluvia. Ahora es olor a gasoil”.

Nicolás Tello vive a metros de Buspack. Señaló que convocó a marchas porque dijo que la empresa vertía líquidos. Para el hombre, hubo “desidia funcional porque no controlaron a la empresa”.

Fuente: www.lavoz.com.ar
Link: Ver Nota


Siguen los ruidos molestos

publicado poradmin23, 2016

Son las 3.47 del domingo 18 de septiembre. Nuevamente, como todos los viernes y sábados de invierno tenemos en el barrio Pichincha el problema de los ruidos que producen los boliches instalados en la zona de Suipacha y Francia, entre Jujuy y Güemes.

En ese contorno es imposible ya no dormir, yo diría que vivir por las noches señaladas. Es infernal el descontrol que debemos soportar: bocinazos, gritos, y la infaltable música que sale de los boliches que, se supone, deberían estar insonorizados. Por supuesto que llamé a la GUM, tal con invariablemente lo hago cada noche de jolgorio. Me atendió el operador 241, que nuevamente me explicó que ellos sólo hacen lo que les mandan sus superiores y las ordenanzas, y que cuando me di a conocer me reprendió que en algún momento de este año y del anterior, un hijo mío se tuvo que molestar en ir hasta el cuartel y que allí los insultó. Cosa que puede ser cierta ya que, realmente, entre los ruidos que no cesan y la autoridad de control que no ejecuta lo que las ordenanzas dicen, estamos un poco cansados. Tengo una muestra más que palpable. Ayer, alrededor de las 2, volvía a mi casa y en Pichincha y Tucumán había un control de alcoholemia de proporciones. Bien por ello. Ahora la pregunta es ¿no lo podrían haber hecho en Pichincha y Brown, y matar dos pájaros de un tiro? Y por supuesto, cuando llegué a mi domicilio el ruido era el de todas las noches de inimputabilidad bolichera. ¿Nadie piensa hacer nada para paliar este descontrol? ¿Nosotros somos vecinos de segunda?

Roberto Brussa
Fuente: www.lacapital.com.ar
Link: Ver Nota


RUIDOS MOLESTOS : Comparación de petardos y bombas de estruendo con otros ruidos

publicado poradmin28, 2016

Luego de la nota sobre pirotecnia publicada en DIARIOJUNIO, la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales, (CAEFA ), solicitó derecho a réplica enviando un estudio realizado a solicitud de esa Cámara a un especialista privado. Básicamente se trata del Ingeniero Fernando Ariel Sánchez Montero quien en mayo de 2015 efectuó un estudio de medición. Ese estudio básicamente intenta “establecer los valores de presión sonora que genera cada uno de los productos de pirotecnia comparándolos con otros ruidos de la vida cotidiana”. De acuerdo a este estudio, los más ruidosos apenas superan los 100 (dBA) de presión sonara, mucho menos, dice el informe que un trueno que alcanza los 130 (Dba) o el despegue de un avión 120, etc. Lo que sigue son datos y comparaciones

Vale destacar que este estudio de medición fue realizado en 2015 en Villa Vissir, Partido de Cañuelas, Provincia de Buenos Aires.

El estudio básicamente se encarga de comparar los decibeles que alcanzan ruidos de la vida cotidiana con los de artificio.

En la nota publicada por DIARIOJUNIO se afirmaba de acuerdo a estudios realizados por el Colegio de Fonoaudiólogos Regional La Plata, que el estallido de una bomba de estruendo puede provocar una medición de 190 decibeles y el producto conocido como ‘mortero’ superar los 145.”.

Mientras tanto, CAEFA, asegura que los estudios que ellos encargaron en mayo de 2015 realizado en conjunto con la Cámara Argentina de Fuegos Artificiales, desmiente esas cifras

Aseguran por ejemplo que, las baterías de 16 tiros provoca un ruido de entre 83 y 89,5 dBA a una distancia de 10 mts. ; que, el mortero de 12 x 1 alcanza los 100,4 y 97,2 ; el mortero Thunder King llega a los 100,7 o 96,2 en 10 mts de distancia.

Asimismo menciona el caso de la Granola que llega a los 104,7 o 110 en 20 mts. por señalar solo algunos de los petardos que fueron estudiados en este informe del que damos cuenta.

El estudio, vale destacar compara estos ruidos con el tránsito urbano en avenidas que, dice llega a los 90 o el ruido del secador de pelo que alcanza los 80 (Dba) o la aspiradora 81 a solo un metro ; bordeadoras que a dos metros llegan a los 86 o la bocina de un tren que a 15 mts logra un ruido de 109.

Es obvio que toda esta es información interesada ya que, quienes la difunden son los fabricantes de estos productos representados en esta Cámara. Sin embargo, se trata de información que entendimos debe ser compartida por nuestros lectores para contar con la mayor cantidad de info posible que le permita tener una mejor comprensión del problema y del debate generado.

Fuente: www.diariojunio.com.ar
Link: Ver Nota