Archivo de la categoría'Decibelímetro'


Se debe combatir la contaminación acústica

publicado poradmin16, 2016

Está presente de diversas maneras en la vida cotidiana. Y aunque hay quienes lo prefieren a la paz o al silencio de los cementerios, puede provocar trastornos a la salud. El ruido puede transformar la vida en desdichada, sobre todo cuando es persistente y alcanza una gran cantidad de decibeles. Su presencia es casi constante en la ciudad: motores, bocinazos, escapes, edificios en construcción, música a todo volumen, etcétera. En las horas pico, por las calles más transitadas de San Miguel de Tucumán por donde circulan varias líneas de ómnibus (Santiago del Estero, San Lorenzo, Crisóstomo Álvarez, General Paz, La Madrid, Laprida, Buenos Aires, Monteagudo), la existencia para los moradores puede resultar traumática, especialmente para los que viven en los primeros pisos de los edificios.

Se celebró el martes el Día Mundial de la Contaminación Acústica, que tiene por objetivo, entre otros, general conciencia sobre el daño a la salud que provoca la polución sonora. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el ruido es uno los factores ambientales que más enfermedades ocasiona. Un sonido molesto puede provocar estrés o reacciones violentas. Su repetición genera dolor en tímpano; ese síntoma se llama algiacusia. El dolor puede causar reacciones de diversos tipos, porque el cuerpo reacciona ante algo que lo lastima. La polución sonora puede aumentar la presión arterial, causar insomnio, ataques al corazón y afectar el sistema inmunológico y el metabolismo.

La OMS sostiene que lo máximo que puede soportar un ser humano son 70 decibeles (dB). A partir de los 70 dB y hasta los 80 dB, se pueden producir daños físicos y emocionales. En 2011, un ingeniero de la Universidad Tecnológica Nacional efectuó mediciones acústicas. Estas indicaron que el peor de los ruidos era el sonido de las motos (126,3 dB); le seguían la música a alto volumen que se propala en algunos negocios (108,6), los motores de los ómnibus al arrancar (92,2); los ringtones de los celulares (90,1); los timbres de las guarderías (87). El promedio en las horas pico era de entre 90 y 100 dB.

Nuestra sección de Cartas de Lectores refleja con alguna frecuencia quejas por la contaminación acústica. En nuestra edición del 5 de febrero pasado, la lectora Mariana Sobral recordó que durante años soportó en calle Amadeo Jacques frente a EDET “el batifondo descomunal que armaban varios jóvenes de los alrededores, hijos de profesionales… enfrentarlos era un desatino”. “Hasta molestaban a las empleadas que salían a cumplir con sus obligaciones, llegando algunas a tenerles tanto miedo que faltaban al trabajo. Incalculables fueron las llamadas a la Policía… Vivimos angustiosos momentos durante este flagelo, llegando a tal punto que tuvimos que malvender el departamento e irnos desmoralizados por la tremenda odisea vivida en una provincia donde la autoridad está ausente. Aún hoy los patoteros siguen invictos en la misma calle Amadeo Jacques”, concluyó.

Si bien hay normas que legislan sobre el ruido, no se cumplen con efectividad, especialmente en los vehículos particulares y en los transportes públicos. ¿Quién protege la salud y el descanso de los ciudadanos en materia de polución sonora? Sería tal vez positivo si el Ministerio de Salud y los municipios diseñaran una política ambiental que contemplara la educación y su aplicación

Fuente:  www.lagaceta.com.ar
Link: Ver Nota


Clausuran un boliche por falta de planos aprobados

publicado poradmin12, 2016

El local permanecerá clausurado por tiempo indeterminado. Analizan otras alternativas para descomprimir esa zona ante la gran cantidad de público.

Lo que comenzó como un operativo de rutina terminó con el cierre de la discoteca Le Lac, ubicada a 100 metros del Centro Cívico y foco de conflicto con los vecinos por ruidos molestos.

El secretario de Coordinación del municipio, Carlos Sánchez, detalló que los inspectores se presentaron a las 2 de este jueves (10/3) y que, ante el pedido de documentación adeudada, decidieron desalojar el lugar e instalar la faja de clausura.

El funcionario también informó que el pedido de contar con planos actualizados se había realizado en otras ocasiones. “No cumplieron con los tiempos”, afirmó y dijo que corresponderá el pago de una multa que deberá definir el juez del Tribunal de Faltas, Ricardo Contín.

Consultado acerca de los ruidos molestos denunciados por los vecinos en otras ocasiones, aseguró que la comuna evalúa solicitar la reapertura de otros locales “históricos” para que los residentes descompriman esa zona cada fin de semana

Fuente: www.rionegro.com.ar
Link: Ver Nota


RUIDOS MOLESTOS : Comparación de petardos y bombas de estruendo con otros ruidos

publicado poradmin28, 2016

Luego de la nota sobre pirotecnia publicada en DIARIOJUNIO, la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales, (CAEFA ), solicitó derecho a réplica enviando un estudio realizado a solicitud de esa Cámara a un especialista privado. Básicamente se trata del Ingeniero Fernando Ariel Sánchez Montero quien en mayo de 2015 efectuó un estudio de medición. Ese estudio básicamente intenta “establecer los valores de presión sonora que genera cada uno de los productos de pirotecnia comparándolos con otros ruidos de la vida cotidiana”. De acuerdo a este estudio, los más ruidosos apenas superan los 100 (dBA) de presión sonara, mucho menos, dice el informe que un trueno que alcanza los 130 (Dba) o el despegue de un avión 120, etc. Lo que sigue son datos y comparaciones

Vale destacar que este estudio de medición fue realizado en 2015 en Villa Vissir, Partido de Cañuelas, Provincia de Buenos Aires.

El estudio básicamente se encarga de comparar los decibeles que alcanzan ruidos de la vida cotidiana con los de artificio.

En la nota publicada por DIARIOJUNIO se afirmaba de acuerdo a estudios realizados por el Colegio de Fonoaudiólogos Regional La Plata, que el estallido de una bomba de estruendo puede provocar una medición de 190 decibeles y el producto conocido como ‘mortero’ superar los 145.”.

Mientras tanto, CAEFA, asegura que los estudios que ellos encargaron en mayo de 2015 realizado en conjunto con la Cámara Argentina de Fuegos Artificiales, desmiente esas cifras

Aseguran por ejemplo que, las baterías de 16 tiros provoca un ruido de entre 83 y 89,5 dBA a una distancia de 10 mts. ; que, el mortero de 12 x 1 alcanza los 100,4 y 97,2 ; el mortero Thunder King llega a los 100,7 o 96,2 en 10 mts de distancia.

Asimismo menciona el caso de la Granola que llega a los 104,7 o 110 en 20 mts. por señalar solo algunos de los petardos que fueron estudiados en este informe del que damos cuenta.

El estudio, vale destacar compara estos ruidos con el tránsito urbano en avenidas que, dice llega a los 90 o el ruido del secador de pelo que alcanza los 80 (Dba) o la aspiradora 81 a solo un metro ; bordeadoras que a dos metros llegan a los 86 o la bocina de un tren que a 15 mts logra un ruido de 109.

Es obvio que toda esta es información interesada ya que, quienes la difunden son los fabricantes de estos productos representados en esta Cámara. Sin embargo, se trata de información que entendimos debe ser compartida por nuestros lectores para contar con la mayor cantidad de info posible que le permita tener una mejor comprensión del problema y del debate generado.

Fuente: www.diariojunio.com.ar
Link: Ver Nota